Tortícolis Bebe

¿Qué es la tortícolis muscular congénita?

Tortícolis tiene su origen en el latín y se forma de la unión de torre (torcido) y collum (cuello). Según la RAE se define como: Espasmo doloroso, de origen inflamatorio o nervioso, de los músculos del cuello, que obliga a tener este torcido con la cabeza inmóvil.

Tortícolis muscular congénita (TMC) se define como una patología benigna caracterizada por una fibrosis o acortamiento del músculo esternocleidomastoideo, pudiendo aparecer una nódulo palpable en dicho músculo. El músculo esternocleidomastoideo va desde esternón y la clavícula hacia la zona lateral de la cabeza justo por debajo de la oreja. 

En muchas ocasiones viene acompañada de una serie de afecciones secundarias como la plagiocefalia, la asimetría facial o el retraso del desarrollo.

Se denomina torticolis congénita cuando está patología se da en niños recién nacidos o menos de dos meses de edad.

¿Qué puede causar tortícolis congénita en nuestro bebe?

Las causas de la torticolis muscular congénita tiene una etiología desconocida. Hay varías causas posibles como un incorrecto  posicionamiento intraúterino o también puede deberse a un parto traumático. En algunas ocasiones puede aparecer una torticolis por una posición mantenida del bebé  con la cabeza girada siempre al mismo lado. De esto último la importancia de hacer cambio de posición.

¿Cómo identificar una tortícolis congénito en nuestro bebé?

La torticolis suele manifestarse en el momento del nacimiento o entre 2/4 semana de vida. Como padres lo que vamos a observar principalmente es una limitación de la movilidad del cuello hacia el lado no preferencial. En general los bebés hasta las 8 semanas tienen un lado preferente pero debemos de observar que también gira hacia el otro lado. 

En algunos casos podemos incluso palpar un nódulo en el esternocleidomastoideo.  

Veremos que nuestro pequeño tiene la cabeza lateralizada he inclinada hacia un lado y rotada hacia el lado contrario. 

Como hemos visto la TMC puede estar asociada a otras patologías como la plagiocafelia, lo cual podremos observar en nuestro bebé porque tiene un lado de la cabeza más aplanado con respecto al contrario o incluso podemos observar alguna asimetría facial.

¿Cuál es el mejor tratamiento para una tortícolis congénita?

El mejor tratamiento es el diagnóstico precoz para poner los medios necesarios y así evitar secuelas.

El tratamiento principal es un tratamiento conservador a través de la fisioterapia. Solo en algunos casos que tras haber realizado el tratamiento conservador no se consigue el movimiento tanto pasivo como activo se requiere de intervención quirúrgica.

¿En qué consiste el tratamiento de fisioterapia?

En primer lugar realizaremos la valoración de su neurodesarrollo, para conocer si la Torticolis Muscular Congenita ha llegado a repercutir en este. A continuación valoraremos la parte estructural y funcional. 

El tratamiento en sí será un tratamiento manual para volver a recuperar la elasticidad y funcionalidad de las estructuras. Además de dar a los padres una serie de pautas específicas dependiendo del caso y pautas generales como pueden ser: 

  • Cambios de posición 
  • Porteo 
  • Ponerlo boca abajo siempre que esté despierto y vigilado.

¿Quieres CONSULTAR A NUESTRO PERSONAL?

También te puede interesar

Abrir chat
1
¡¡[email protected], estoy aquí para ayudarte!!
👋 Hola [email protected] a Centro de Fisioterapia Davinci

😊¿En que te puedo ayudar?